Apostando por Infraestructura Verde

Por: Ximena Giraldo

Hace algunos días se desarrolló Nexos+1 en Lima, evento inspirador que impulsa el emprendimiento, la generación de negocios y la innovación en torno a la sostenibilidad. Uno de los espacios generados allí, invitaba a los asistentes a explorar las oportunidades de invertir en Infraestructura Verde, como parte del mecanismo de Obras por Impuestos. Muchas personas se mostraron interesadas en el tema, pero uno de los resultados del debate fue que a nivel local aún no está claro qué es la Infraestructura Verde y cuáles son las oportunidades de invertir en este tipo de proyectos.

Para la Comisión Europea una “infraestructura verde” es una red de zonas naturales y seminaturales y de otros elementos ambientales, que presta una extensa gama de servicios ecosistémicos. El concepto “servicio ecosistémico” implica todos los servicios que nos brinda la naturaleza a partir de los ecosistemas. Pueden ser, por ejemplo, los que brindan los pantanos o humedales en las afueras de Lima, tanto al norte en Ventanilla y al sur en Villa. Estos son espacios naturales que, aparte de ser refugios naturales para cientos de aves, funcionan como una planta de tratamiento de agua, ya que reciben por el subsuelo el desagüe de los asentamientos humanos vecinos y limpian esta agua “gratis”. El costo aproximado de una planta de tratamiento de aguas residuales (son costos relativos porque dependen del tamaño de planta, tecnología, disponibilidad de terreno) se estima en S/. 200,000 por cada litro/seg que se trate. Valorizar económicamente el servicio que brinda el pantano sería clave para optimizar la conservación de estos espacios.

En esa línea, los proyectos de infraestructura verde generan beneficios ecológicos, económicos y sociales mediante soluciones naturales que ponen en valor los beneficios que la naturaleza proporciona a las personas y moviliza inversiones para sostenerlos y reforzarlos.

Para ejemplificar la diferencia entre proyectos de infraestructura verde y proyectos de infraestructura gris, podemos usar uno los casos más difundidos que es la problemática del agua de lluvia en las ciudades. Un proyecto de infraestructura gris solucionaría el tema implementando sumideros o canales que trasladen el agua a la red de alcantarillado. Entre tanto, un proyecto de infraestructura verde buscaría captar la lluvia a través de áreas verdes, bosques o áreas mixtas (suelo semi permeable) que retengan el agua para su propio sostenimiento y que el agua restante pueda entrar a un proceso de recirculación o reutilización en piletas u otros sistemas de riego.

El principio base para que un proyecto sea considerado como infraestructura verde es que brinde servicios ecosistémicos de provisión, mantenimiento o regulación, o servicios culturales. Vamos a tomar como ejemplo un “bosque urbano” para ejemplificar la provisión de servicios ecosistémicos. Los humanos podemos obtener madera de este bosque, así como frutos para la alimentación de animales y microorganismos, y biomasa para la generación de energía. Estos beneficios se consideran servicios de provisión. Pero adicionalmente, el bosque genera sombra, refresca y limpia el aire por evapotranspiración, entre otros servicios que consideraremos entre los de mantenimiento y regulación. Además, puede ser un lugar sagrado para una comunidad, o un espacio de recreación para los niños, o tener una alta apreciación estética para los turistas, proveyendo así de servicios culturales. En esta línea la infraestructura verde “bosque urbano” tiene una serie de beneficios para la naturaleza y las personas.

Los proyectos de infraestructura verde se pueden desarrollar en diferentes escalas y espacios geográficos. Por ejemplo, en una escala menor, podemos identificar a los techos verdes, jardines verticales y plazas. En una escala mediana a humedales, bosques urbanos, parques zonales, corredores ribereños, etc. Y a gran escala, áreas de conservación regional, reservas paisajísticas, parques nacionales, entre otros.

En muchos países ya se han desarrollado experiencias interesantes como los Huertos Urbanos del Plan Buit de Barcelona, el Proyecto Pumlumon en Gales, el Ecoducto en el parque nacional Banff en Canadá, el Bosque Mersey en Inglaterra, entre otros. Muchos de estos proyectos ya han demostrado su rentabilidad no sólo económica sino también social. No obstante, otros como el High Line de Nueva York, han tenido impactos colaterales no deseados como procesos de gentrificación, usualmente vinculados a un insuficiente análisis del entorno social, procesos de participación ciudadana defectuosos, o escasa protección gubernamental a poblaciones vulnerables.

Resultado de imagen para Ecoducto en el parque nacional Banff en Canadá

Ecoducto en el parque nacional de Banff, Canadá

Los diversos mecanismos de inversión público-privada, son una gran oportunidad para desarrollar proyectos de infraestructura verde que el país necesita. Un valor adicional a tener en cuenta es que los indicadores de estos proyectos (vinculados a la provisión de servicios ecosistémicos) son indicadores de impacto principalmente; algo que es fundamental para cualquier proyecto de inversión pública.

En el marco de reconstrucción con cambios, la crisis vivida en el país a comienzos del año 2017 con los huaycos, podría ser prevenida a través de proyectos de infraestructura verde. Una iniciativa interesante en esta línea fue lanzada hace algunas semanas bajo el nombre de “Fábricas de Agua” por el MINAM, para promover la inversión privada en acciones de conservación, recuperación y uso sostenible de los ecosistemas, a través de la recuperación de especies nativas, el uso de materia orgánica, el desarrollo y mantenimiento de andenería, entre otros espacios disponibles para la inversión.

Al cierre del evento en Nexos+1 la representante del Sernanp comentó que tienen una cartera de proyectos disponibles para invertir en esta línea… ¿quién se anima?

Publicado originalmente en http://blogs.gestion.pe/mision-verde/2017/12/apostando-por-infraestructura-verde.html

Creatón por los Objetivos de Desarrollo Sostenible

¿Cómo promover prácticas de sostenibilidad en las ciudades? ¿Cómo incentivar el consumo y la producción sostenible? ¿Cómo hacer modelos de negocio social eficaces e innovadores para contrarrestar el cambio climático? Estas fueron algunas de las interrogantes que se hicieron los asistentes a la Creatón por los Objetivos de Desarrollo Sostenible, evento promovido por el Departamento de Comunicaciones de la PUCP.

_DSC0490Foto: Estudiantes de comunicaciones, economía, sociología, entre otras especialidades que participaron de la primera Creatón por los Objetivos de Desarrollo Sostenible

Eran las 9:00am del sábado 18 de noviembre cuando empezaron a llegar jóvenes de diferentes carreras, muchos de ellos de la especialidad de Comunicación para el Desarrollo, al aula Z- 102, lugar donde se llevaría a cabo la primera Creatón por los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), un evento promovido por el Departamento de Comunicaciones de la PUCP en alianza con la Consultora Sostenibilidad y Comunicación, con el fin de fomentar el planteamiento de soluciones innovadoras de emprendimiento social para abordar los ODS a nivel local bajo un enfoque de trabajo colaborativo y creativo.

Para ello, se empleó la ya tan reconocida metodología de Pensamiento de Diseño o Design Thinking, la cual utiliza la sensibilidad y los métodos del diseñador para resolver determinados problemas, creando prototipos de solución que busquen satisfacer las necesidades de los usuarios. Esta disciplina se ha popularizado en los últimos años por ser ampliamente utilizada para acelerar procesos de innovación en las organizaciones de forma eficaz.

Días antes del evento, los estudiantes recibieron vía correo electrónico, documentación relevante sobre dos de los Objetivos de Desarrollo Sostenible: Ciudades y Comunidades Sostenibles, y Producción y Consumo responsable. Esto les permitió llegar al día del evento con información importante que les permitiría delimitar la problemática a abordar y discutir en equipo propuestas de solución.

Así, la mañana del 18 de noviembre comenzó con dinámicas que permitieron que los participantes se conozcan y despierten su creatividad de manera conjunta. Luego de ello, se formaron los equipos de trabajo y los estudiantes definieron el reto que querían desarrollar, teniendo tiempo para el intercambio de ideas y profundización de información usando sus laptops y dispositivos móviles.

Luego del almuerzo, los estudiantes regresaron al aula para conocer a sus coach o mentores, personas con amplia experiencia en la aplicación de la metodología de Pensamiento de Diseño en el ámbito emprendedor, quienes continuarían con el proceso de ideación de la solución bajo la perspectiva de modelo de negocio social, es decir, generando ganancias para el mantenimiento de la propuesta. Cabe destacar que se contó con la participación del brasileño Tiago Santos, ganador de la Generación 17 de Startup Chile, quien brindó asesoría de forma transversal a cada uno de los equipos.

Luego de desarrollar su propuesta utilizando la herramienta Business Model Canvas y realizar prototipos de solución con materiales reciclables, los estudiantes tuvieron 5 minutos para presentar sus propuestas ante un jurado calificador conformado por Luis Olivera, profesor del Departamento de Comunicaciones de la PUCP; Ximena Giraldo, Consultora de Sostenibilidad y Comunicación, Gonzalo Talavera, Coordinador de Diseño de Política del Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social (MIDIS); y Pamela Bravo, Subgerente de Desarrollo Ambiental de la Municipalidad de Miraflores.

En esta edición las ganadoras fueron Daniella Manassero, Paola Flores, Esther Labarthe y Maylenni Quispe, quienes bajo el lema “Techos verdes, pulmones limpios y cuerpos sanos” consiguieron convencer al jurado de que su propuesta “Ecotechos” era la más viable e innovadora de la noche. Ellas obtuvieron una beca completa para perfeccionar su modelo de negocio social gracias a la organización Future Startup Hero, organización que busca generar emprendedores que contribuyan a cambiar el mundo.

_DSC0484

Felicitamos a las ganadoras y todos los participantes que realizaron un arduo trabajo de creación de ideas innovadoras para contribuir al logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

http://puntoedu.pucp.edu.pe/opinion/creaton-por-los-objetivos-de-desarrollo-sostenible/

Mi experiencia en el World Resources Forum 2017: logramos más siendo eficientes

Tuve el privilegio de participar en el World Resource Forum, realizado en Ginebra, 24-25 de octubre de 2017. Desde 2011, este evento reúne a líderes y agentes de cambio de los gobiernos, sector privado, academia y ONG para discutir los desafíos de desarrollo sostenible en el uso de los recursos naturales. Esta discusión es vital para los sectores asociados a los recursos naturales, tomando en cuenta que, para el 2030, se anticipa que el mundo requerirá un 40% más de agua, un 50% más de alimentos, un 40% más de energía y un 40% más de madera y fibra (ONU Medio Ambiente, 2017).

A través del World Resurce Forum, se propone que la mayor oportunidad de negocio del siglo XXI está relacionada con el uso de la tecnología para promover sistemas integrados y enfoques circulares en el uso de los recursos. Esto implica un cambio de paradigma e innovación en la entrega y uso de la tecnología más limpia y un necesario cambio económico, difundido bajo el término “decoapling” por el Panel Internacional de Recursos (IRP, 2011). Esto se traduce en enfoques de gestión cero desperdicios (“cero waste”) y re-diseño de ciclos de vida, para construir economías circulares que usan menos recursos por unidad económica y reducen el impacto ambiental de los recursos utilizados o actividades económicas emprendidas.

En esta última edición, el World Resource Forum reunió representantes de 48 países, quienes vienen trabajando en sistemas de producción y estilos de vida sostenibles, especialmente retadores para países en desarrollo como Perú donde la agenda de crecimiento sigue siendo prioritario. Entre los tópicos abordados en el foro se incluyeron: gobernanza de materias primas, economía circular y reciclaje sostenible, Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), conceptos comerciales sobre la eficiencia de los recursos, consumo y producción sostenibles, re-pensamiento del ciclo de vida, ciudades inteligentes (smart cities) y desarrollo de capacidades para la eficiencia de recursos.

Uno de los mensajes más sólidos de esta reunión fue la necesidad de insertar procesos, tecnologías y medidas para el mejor aprovechamiento de los recursos naturales. Tal como mencionó el científico noruego Jørgen Randers, autor de “Limits to Grow”, la mejora de productividad en el uso de los recursos nos puede ayudar a enfrentar los desafíos de la pobreza y cambio de climático. Frente a dicho paradigma, la economía circular se plantea como una gran oportunidad tanto para el sector público como para el privado. De hecho, la industria de los metales y la construcción son buenos puntos de partida que deberían asumir un rol constructivo. Por ello, representantes del sector privado, como por ejemplo el International Council of Mining and Metals, tuvieron una participación activa en el foro, reconociendo que no es sostenible en el tiempo impulsar el desarrollo económico antes de proteger el ambiente.

El panel de gobernanza de los recursos naturales, en el que se enmarcó mi participación, estuvo basado en la importancia las instituciones y el liderazgo para el aprovechamiento de los recursos. En este panel, la discusión estuvo orientada a los desafíos que presenta la actividad minera, desde la implementación de estándares sustentables, sistemas de información ambiental y social, conflictos socio-ambientales, desarrollo territorial y planeamiento.

En el caso peruano, evidentemente, el desafío no solo se encuentra en incorporar procesos de gestión al interior de las empresas extractivas, sino también en aprovechar los ingresos derivados de la extracción de recursos para construir e implementar procesos de desarrollo local sostenible. En ese marco, mi ponencia compartió los desafíos que se enfrentan en el ámbito local para mejorar la inversión de los fondos del canon. Se trata de una problemática compartida por países ricos en recursos naturales que aún enfrentan desafíos para fortalecer sus instituciones, mejorar los indicadores de desarrollo y en consecuencia elevar la calidad de vida de las poblaciones aledañas a las actividades extractivas.

 

 

 

 

 

 

Educación ambiental y sostenibilidad: Los murciélagos más allá de Halloween

Por: Laura Jurado

Acaban de concluir las actividades en torno a La Semana de la Educación Ambiental, la cual se celebra cada año en  Octubre con el objetivo de reforzar la importancia del aspecto educativo ambiental en espacios educativos formales y no formales. Sin embargo, la celebración más esperada quizás por la mayoría de personas en este mes, en especial por los jóvenes, niños y niñas, es Halloween.

Ahora, si bien las fechas oficiales respecto a la Educación Ambiental ya pasaron, esto no significa que no podamos ver una oportunidad en otros momentos de hablar del tema y creo que Halloween es uno de ellos. Aprovechemos esta fecha para hablar de uno de los grandes protagonistas de esta celebración: El murciélago.

A menudo se pueden ver por estas fechas negocios, oficinas y casas decoradas con siluetas de murciélagos. Pero ¿Qué tanto sabemos de ellos? Para empezar, es importante señalar que los murciélagos son importantes polinizadores y dispersadores de planta pero que lamentablemente son amenazados por la cacería y destrucción de su hábitat.

El Perú posee una gran riqueza en esta especie, de acuerdo a un estudio realizado en el Museo de Historia Natural se recopiló información sobre el registro de 178 especies las cuales se encuentran en su mayoría en la ecorregión de selva baja, en los departamentos de Loreto, Ucayali y Madre de Dios (Pino 2014: 181). Así mismo este estudio señala que el mayor número de especies amenazadas se encuentra en los bosques del noroeste del país (bosque seco ecuatorial y boque pluvial del Pacífico). Es decir la zona costera, espacio de mayor desarrollo económico es también la de mayor destrucción de su hábitat debido a la depredación de los bosques y áreas verdes.

murcielago

Otro estudio realizado por investigadoras de la Universidad Cayetano Heredia además señala la importancia de los murciélagos de la especie Longirostro Peruano Platalina Genovensium como importantes agentes polinizadores en los Ecosistemas de las Lomas Costeras, siendo su  espacio de Investigación Las Lomas Costeras de la reserva Nacional de Lachay en Lima (Maguiña y Amanzo 2014: 134). Y ya que mencionamos Lima, una de los espacios donde se ha generado mayor rechazo a esta espacie es justamente la capital. Es común en diversos distritos el registro de quejas de vecinos respecto a la presencia de murciélagos, solicitando su eliminación inmediata o poda del árbol para evitar su presencia.

murcielagos 1

Noticia sobre detección de murciélagos en el distrito de Surco (mayo 2017)
Fuente: https://panamericana.pe/buenosdiasperu/locales/227092-surco-vecinos-preocupados-aparicion-murcielagos-parque

Frente a ello resulta fundamental generar planes educativos ambientales que eduquen a la población respecto a la preservación y cuidado de los murciélagos los cuales no representan peligro o amenaza. El Museo de Historia Natural ha realizado algunas actividades al respecto, así mismo en varias partes del mundo hay experiencias muy buenas y fácilmente replicables. Los invito para ello a revisar la página de la Red Latinoamericana para la Conservación de los Murciélagos.  Como podemos ver, es hora de quitarnos la máscara y darnos la oportunidad de conocer a este gran amigo de ambiente.

Referencias:

PINO, Kateryn y otros (2014).  “Distribución potencial y áreas prioritarias para la conservación de los murciélagos de Perú”. En COLAM – PRIMER CONGRESO LATINOAMERICANO DE MURCIÉLGOS: Los murciélagos, un compromiso latinoamericano. Quito: Pontificia Universidad Católica del Ecuador, pp. 181-182.

MAGIÑA, Rossana y AMANZO Jessica (2014).Ecología trófica del murciélago longirostro peruano Platalina Genovensium y su función comopolinizador en el Ecosistema de Lomas Costeras, Reserva Ncional de Lachay, Perú. En COLAM – PRIMER CONGRESO LATINOAMERICANO DE MURCIÉLGOS: Los murciélagos, un compromiso latinoamericano. Quito: Pontificia Universidad Católica de Ecuador, pp. 134-135.

 

 

 

 

Una propuesta para mejorar el censo 2027

Por: Ximena Giraldo

Soy una de esas peruanas que estuvo esperando con emoción el Censo. La frustración que he sentido tanta veces durante mi quehacer profesional de no contar con data actualizada para trabajar, generó una gran expectativa en torno a esta oportunidad de poder hacer las cosas bien. De hecho, me inscribí como voluntaria, pero los horarios de capacitación hicieron que fuera imposible apoyar el proceso.

A mi casa la voluntaria del Censo si llegó, algo apurada, pero con una sonrisa y dispuesta a colaborar. Cuando empezó a llenar el cuestionario con lápiz y borrador me quedó la duda de que la información brindada fuera alterada. También llamó mi atención que la cantidad de preguntas aplicadas era menor de las que estaba en la plantilla, pero claro, preguntas sobre los materiales de construcción del hogar, se podían extrapolar de las respuestas del primer departamento del edificio. La aplicación de la encuesta no tomó, en nuestro caso, más de 10 minutos, pero a pesar de ello en mi edificio no todos los departamentos fueron censados.

Ello me llevó a pensar si no existen métodos más eficientes de hacer este proceso tomando ventaja de la tecnología y la digitalización de procesos que se pueden hacer actualmente.  Así que me animo a lanzar esta propuesta:

Censo con huella

¿Cómo funcionaría?

La RENIEC ha empezado hace algunos años el proceso de digitalización de las huellas dactilares. Gracias a ello en las notarias, centros policiales, migraciones, embajadas, entre otros, se puede  verificar la identidad de las personas. Es tan fácil como poner el dedo en el escáner para que nuestra información aparezca en la pantalla. Entiendo que lo que se tiene es información básica: nombre, edad, estado civil, lugar de residencia; pero si cruzamos esta información con la que tienen las municipalidades desde sus oficinas de catastro, podríamos tener con antelación la información sobre las condiciones de vivienda, entre otros detalles.

¿Cómo se aplicaría?

De todas maneras se necesitaría un proceso de verificación presencial dado que no tenemos la costumbre de actualizar nuestros datos cuando nos mudamos de distrito o ciudad.  Pero el proceso sería más sencillo:

  • Llega el censador con un Smartphone o una Tablet a cada hogar
  • Se pide que cada miembro del hogar pase por el reconocimiento de huella. Con ello el sistema actualiza el lugar de residencia en el sistema y cruza la información.
  • En caso se identifique que hay alguna información faltante, o se quiera pedir nueva data, se levanta en ese momento.

¿Cuáles son los beneficios?

  • Una aplicación más rápida del Censo
  • Procesamiento automático de la información y actualización de la misma para todo los fines que el Estado pueda dar a nuestra información.
  • Menos materiales (papel y lápices) empleados. El MINAM ha reportado que van a reciclar 1200 toneladas de papel, que probablemente corresponda sólo a las cédulas de las ciudades principales.
    ¿Y los equipos? Pues para el 2027 los smartphones y tablets no serán un lujo, sino un bien de uso común.
  • Más seguridad en el uso de la información*

¿Cuáles son los retos?

  • Modernizar al Estado y entrar de lleno al proceso de digitalización
  • Cambiar la cultura de miedo de los ciudadanos a facilitar información fidedigna que apoye la toma de decisiones de las políticas públicas
  • Mejorar la seguridad para que los censadores realicen su función buenas condiciones*

Probablemente esta propuesta al año 2027 sea obsoleta, pues tendremos a disposición sistemas más sofisticados para este tipo de procesos. Pero del 2007 al 2017, no hemos mejorado casi en nada en la optimización de este proceso y de repente en el 2027 recién podremos emplear la tecnología que hoy esta “de moda”.

———-

*Me sumo al rechazo y frustración que han generado los diversos actos de acoso y agresión que han sufrido cientos  de mujeres durante este proceso. Desde personas censadas a las que les piden sus números de teléfono (sin que sea información necesaria) y sus redes sociales,  hasta voluntarias que han recibido agresiones verbales y físicas. Esto debe parar.

 

Lima: la ciudad sin plan

Por: Ximena Giraldo

Uno de los mayores dolores de cabeza de una ciudad es el tráfico. Contamina, estresa, demanda recursos y mucha gestión. Pero si algo podemos aprender de la experiencia de muchas ciudades en el mundo (y de nuestra propia capital) es que incrementar la infraestructura vial para el auto privado NO es una solución. Por ello, me sorprende leer que la Municipalidad Metropolitana de Lima está planteando un bypass para la intersección de las avenidas Arequipa y Aramburú, que afecta a los distritos de San Isidro y Miraflores, en lugar de apostar por un sistema de transporte público eficiente, planes de movilidad alternativa o estrategias de pacificación vial.

La explicación técnica de porqué esta obra es innecesaria, y una mala decisión, la dejo a los especialistas y recomiendo ver el video trabajado por Cruzada Vial  y el post de David Fairlie.  Yo encuentro más preocupante que los habitantes de la capital del Perú vivan en la incertidumbre sobre los proyectos de infraestructura y planificación que se tiene para la ciudad. Y es que el principal problema que tiene Lima actualmente es que quien la conduce lo hace como un chofer de combi informal: de manera temeraria, maltratando a sus pasajeros, tomando rutas inesperadas y sacando el máximo provecho económico de su informalidad y la escasa fiscalización.

Antes de escribir el post quise confirmar si esta obra está contemplada en el Plan de Desarrollo Urbano (o algún Plan) establecido para la ciudad.  En la web de la Municipalidad Metropolitana de Lima, no hay nada, y en la web del Instituto Metropolitano de Planificación, donde debería estar colgado el plan vigente, me aparece esta maravillosa pantalla:

PLAM2035

Seguí buscando y la última versión completa que he encontrado del PLAM 2035 es un documento de trabajo del 2014. Al parecer luego de ello o no se ha avanzado nada o no es fácilmente accesible a la consulta ciudadana. La gestión actual se comprometió a terminar el supuesto trabajo inconcluso, o mal hecho, de la gestión anterior y tener un Plan aprobado en el corto plazo. En su tercer año de gobierno no tenemos nada (¿si alguien lo tiene me lo puede pasar?).

Lo peor es que esta forma de actuar es algo que caracteriza a la gestión pública peruana (salvo algunas excepciones). Cada gobernante quiere descubrir la pólvora y reinventar la ciudad desmereciendo lo avanzado previamente. Y así, en cada gestión, vemos como se invierten más y más recursos en planes que nunca se ejecutan o quedan archivados dando carta pase a que el gobierno en poder haga lo que quiera.

Como ciudadanos debemos exigir que exista un plan a largo plazo para nuestra ciudad. Necesitamos tener claro cómo se va a transformar el espacio donde vivimos, cómo se van a invertir nuestros recursos, cómo vamos a salvaguardar y poner en valor nuestras inversiones, y cómo vamos a verificar que estamos mejorando nuestra calidad de vida. ¿Cuál es mi lectura de esta obra? Que la gestión actual, caracterizada por el cemento (que se quiebra cada vez más) necesita demostrar obras como logros, porque se van acabando sus años de gobierno y no tenemos nada relevante para la ciudad.

Se acerca un nuevo proceso electoral para elegir a un nuevo alcalde para Lima, la ciudad que sirve de modelo para el resto del país. Entre las opciones que se manejan hay varios perfiles interesantes y otras opciones terribles que tomarán ventaja de su popularidad farandulo-mediática pensando que gobernar una ciudad es como jugar SimCity.  A ver si esta vez aprovechamos la ocasión para elegir a alguien que sea digno de ese puesto y ponemos ojo en propuestas que respondan a una visión de largo plazo, que aprovechen el contexto internacional de desarrollo de ciudades sostenibles y que valoren los impactos sociales, ambientales y económicos más beneficiosos para todos.

EL G20 Y LA INCERTIDUMBRE CLIMÁTICA

Por: Ximena Giraldo

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y el Acuerdo Climático de París, son hitos que están impulsando cambios y transformaciones en la economía y la política internacional. En las últimas semanas hemos observado como dos potencias mundiales, Alemania y Estados Unidos, se están enfrentado por posiciones y agendas diferentes ante temas como el cambio climático, la crisis de los refugiados, seguridad y terrorismo, entre otros; elevando las tensiones diplomáticas y la incertidumbre política a escala global.

Ambos países son parte del G20, el principal foro de cooperación financiera y económica a nivel global que reúne a los países con más del 45% del GDP del mundo, del 75% del comercio internacional y donde viven casi 2/3 partes de la población mundial. Este año Alemania ha asumido la presidencia y ha puesto en el centro del debate el crecimiento económico enmarcado en el desarrollo sostenible y la reducción del desempleo.

El Think 20 Summit Global Solutions (T20) realizado en Berlín (29-30 junio), que acogió a los principales Think Thanks de los países miembro del G20, y a un grupo de 100 jóvenes líderes de 100 países diferentes (Young Global Changers), ha trabajado un documento, por encargo de la presidencia alemana, con “20 propuestas de soluciones para el G20” para encaminar las discusiones en Hamburgo (7-8 julio).  Las soluciones están referidas los retos de la Digitalización, la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, Política y Finanzas Climáticas, G20 y África, Desigualdad Global y Cohesión Social, Migración Forzada, Fin del Hambre y Agricultura Sostenible, Resiliencia Financiera, Comercio e Inversiones, Economía Circular, Cooperación Internacional e Tributaria, y Resiliencia y Crecimiento Inclusivo.

Entre estos temas la manzana de la discordia es la agenda climática. Mientras los países del G20 se alistan para desarrollar mecanismos de implementación del Acuerdo Climático de Paris, con el propósito de decarbonizar la economía global al año 2070, Estados Unidos ha confirmado su retiro del Acuerdo protegiendo a industrias contaminantes como las petroleras. Las propuestas alcanzadas por el T20 suponen generar mecanismos de mercado que apoyen el crecimiento con bajas emisiones de carbono como fondos multilaterales para apoyar la ampliación y estándares de infraestructura sostenible, análisis de riesgos financieros vinculados al clima, precios de carbono como instrumento de riesgo en las carteras de inversiones, impulsar la emisión de bonos verdes y sus mecanismos de monitoreo, suprimir los subsidios para los combustibles fósiles al 2022, entre otras medidas. Para materializar estas propuestas es necesario que la comunidad internacional se comprometa a modernizar la economía global, combatir el cambio climático y evitar la desestabilización de ecosistemas.

Si estas propuestas resultan retadoras y complejas para los países miembro del G20, lo son mucho más para aquellos en proceso de desarrollo y economías basadas en la explotación de los recursos naturales. Países como el Perú se han comprometido con las reducciones de emisiones a través de las Contribuciones Nacionalmente Determinas (INDCs), pero la operatividad y capacidad de implementación de las medidas se verán altamente afectadas si no se generan estrategias y mecanismos financieros que las hagan viables. El escenario de incertidumbre que rodea la agenda climática genera futuro incierto para el logro muchos de los ODS y de la propia resiliencia humana ante los efectos del calentamiento global.

Ximena Giraldo (Young Global Changer 2017)

Publicado originalmente en Punto.Edu edición N°410 

Artículo Punto Edu

A %d blogueros les gusta esto: